¿Cómo cuidar el pelaje de tu perri-hijo?

 

Todos queremos que nuestros perri-hijos luzcan un pelaje brillante y sedoso… casi casi como de comercial de televisión. Y es que el pelaje de nuestras mascotas, más allá de algo estético, también puede ser un indicador de cómo está su salud.

Hoy queremos darte unos tips para que tu perri-hijo tenga ese pelaje HER-MO-SO, sano, limpio y feliz… y, de paso, veamos menos pelitos por toda la casa.

 

Lo que dice el pelaje de tu perri-hijo:

El pelaje de perros, más allá del cuidado exterior, refleja el estado de salud de la mascota. Un pelaje opaco, sin brillo y que se cae por montones es síntoma de que algo puede estar mal ya sea por alguna enfermedad o quizás por un alimento de baja calidad. Por el contrario, un pelo brillante y sedoso, sin duda alguna, da fe de la buena salud de tu perri-hijo.

La dieta es uno de los factores más importantes para un buen pelo. Sin embargo, hay varios tips que te pueden ayudar a que el pelaje de tu mascota se vea mejor y se mantenga saludable.

 

¿Cómo lograr un pelo brillante en tu perro?

Como te acabamos de mencionar, la alimentación es muy importante para tu perro. Un alimento nutritivo y de buena calidad le aporta a tu perro todo lo necesario para una buena salud y esto lo podrás notar en el brillo de su pelaje. Una buena comida le aporta todas las vitaminas y minerales necesarios. Y bueno… no es por tirarnos flores… pero nuestra comida tiene todo eso que tu perri-hijo necesita para lograr ese pelo divino que tanto quieres.

Nuestra receta de pescado wakame es particularmente recomendada para esto ya que su receta contiene grasas saludables que ayudan a prevenir la caída excesiva de pelo y ayuda en casos de problemas de piel o alergias.


Adicional a eso, te compartimos algunos consejos que te ayudarán a lograr ese pelaje que tanto quieres para tu perri-hijo:

  • El baño: si decides bañarlo por tu cuenta, asegúrate de controlar la temperatura del agua… debe estar tibia, la piel de los perros es sensible al calor. También debes enjuagarlo bien cuando lo bañas…. si quedan residuos de jabón de pelo, puede hacer que este se opaque e incluso le puede ocasionar un poco de caspa. Cuida sus oídos con unos algodones para que no les entre agua. Igualmente es recomendable que cada tanto lo lleves a bañar donde un profesional. La frecuencia de baño tampoco debe ser mucha, lo ideal es bañarlo máximo 1 o 2 veces al mes (salvo que tenga algún tratamiento que indique lo contrario).

Es igual de importante secarlo bien para evitar hongos.

 

 

  • Jabones o champú: debemos usar productos adecuados para nuestros perri-hijos, que se adapten a sus necesidades específicas según el color de su pelo, largo y si tiene alguna condición. Por eso, no es recomendable bañarlo con jabones o champús de uso humano. Nuestro PH es más ácido y por ende los productos que usamos le pueden irritar la piel.
  • Aceite de coco… ¡Your new BFF! Si bien sabemos que el aceite de coco es buenísimo para las personas, para los perros también tiene excelentes beneficios: puedes ponerle una pequeña cantidad en la base de la cabeza y cepillarlo para esparcirlo bien en el cuerpo. Además de un brillante increíble también olerá delicioso.
  • Elimina los parásitos: No esperes a ver que tu perri-hijo se rasque mucho o tenga presencia de parásitos externos para hacer algo. Toma la costumbre de desparasitarlo periódicamente, para esto, debes hablar con tu veterinario para saber la frecuencia y el tipo de desparasitante adecuado para tu mascota.
  • Cepillado: esto también es super importante para un pelaje hermoso. Ya sea que tu perri-hijo es de pelo corto o largo, cepillarlo diariamente por un par de minutos… o por lo menos, un par de veces a la semana, ayuda a ventilar la piel, eliminar el pelo muerto y quitar la suciedad acumulada. Además, el cepillado estimula la circulación y le da un masajito muy merecido.

Si quieres evitar pelos por toda la casa, lo mejor es poner una toalla en donde cepillas a tu perri-hijo, así es más fácil botar el exceso de pelo.

  • Cortes de pelo: Los cortes de pelo para perros se realizan especialmente en aquellos que tienen el pelo largo. Expertos recomiendan que el corte de pelo se debe hacer por lo menos 2 veces al año ya que esto promueve el crecimiento saludable del pelaje. De igual manera, salvo algo que se indicado por el veterinario o esteticista profesional, NO es recomendable rapar a los perros, esto daña el manto de su pelaje y los deja desprotegidos ante los rayos del sol.
  • Mantén limpia su cama o área de descanso: Lava su cama o cobijas a menudo para evitar la presencia de parásitos o ácaros.
  • Visitas al veterinario: ellos tienen la experiencia y conocimiento para determinar si hay algún tipo de enfermedad o anomalía y te dirá qué hacer para mejorarlo.
  • Cuidado durante los paseos: en lo posible, llévalo siempre con su correa y si tu perri-hijo es amante de los charcos y encuentra uno para darse un chapuzón, báñalo inmediatamente al llegar a casa ya que en los charcos puede haber bacterias u otros bichitos que pueden atentar contra su salud.

 

 

Mi perri-hijo tiene el pelo largo:

¡No te preocupes! Aquí más consejos para ti

 


Los perros de pelo largo son divinos, pero su pelaje requiere un poco más de trabajo y mantenimiento para estar desenredado y limpio.

¿Cómo desenredar un nudo?

La clave: PACIENCIA

Debes ser muy paciente para desenredar despacio su pelo y no lastimarlo. Además, mientras mejor lo trabajes, tu perri-hijo va a ver este trabajo como algo positivo y no como algo que le duele o atemoriza evitando que cada vez que lo tengas que hacer se esconda en algún lugar o tengas que perseguirlo.

Existen productos como acondicionadores o desenredantes de pelo que te ayudarán a soltar los nudos de manera más fácil. Si no tienes uno a la mano, el aceite de coco te ayudará a realizar este trabajo.

Es probable que tu perro no se deje desenredas todos los nudos en una sola, por lo cual es bueno separar los nudos en grupos e ir trabajando por pedacitos. Y algo muy importante… ¡no lo jales! Al igual que a nosotros, a ellos les duele si les jalas el pelo, entonces hay que trabajar de ir soltando el nudo con un peine poco a poco.

Cuando logres eliminar el nudo, cepilla bien la zona para evitar que se enrede con otro nudo o que forme uno nuevo.

 

Pelos por toda la casa, ¿es normal?

Es inevitable que nuestro perri-hijo bote un poco de pelo, de hecho… es bastante normal. Seguramente has notado que hay veces que tu perro bota mucho más pelo que lo regular y esto es porque ellos cambian de pelaje por lo menos 2 veces al año. Cuando esto pase, debes cepillarlo más seguido.

Ahora, si vez que tu perro bota mucho pelo de manera permanente, es mejor que lo lleves con su veterinario para entender mejor la causa y darle el tratamiento adecuado.

Para finalizar, si quieres que tu perri-hijo luzca un pelaje brillante, suave y sedoso lo puedes lograr con suficiente atención y mantenimiento: crear el hábito de cepillarlo mantendrá su piel más saludable, sin exceso de pelo y libre de suciedad; brindarle una buena comida le dará esas vitaminas y minerales necesarios, mantenerlo aseado lo mantendrá libre de parásitos.

Recuerda también que el brillo de su pelo también depende de otros factores como la raza, pero tú puedes contribuir a que esté siempre lindo y saludable.

 

¿Conoces otros tips para cuidar el pelo de tu perri-hijo? ¡Déjanos tus comentarios!

 

 

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados