Bolas de pelo en tu gato

¿Has escuchado, o más interesante aún, has convivido con bolas de pelo de tu gato? Si no eres de las que tienen que lidiar con las bolas de pelo en casa, considérate AFORTUNADA. 

El nombre científico de las bolas de pelo es tricobezoares y aunque no lo creas son bastante comunes, sobre todo en hogares donde hay gati-hijos de pelo largo. Si no te resultan familiares, las bolas de pelo tienen una forma más parecida a un cilindro que a una bola, tienden a ser viscosas o estar cubiertas de flemas.
En ocasiones, las bolas de pelo se confunden con las heces de tu gati-hijo pero, al observarlas de cerca, se pueden diferenciar.

 

¿Es normal que mi gato escupa bolas de pelo?

Como sabemos, a los gatos les encanta acicalarse y en ese proceso es normal que se traguen algunos pelitos. Sin embargo, el tracto digestivo felino está diseñado para manejar una cierta cantidad de pelo, tanto el que ingiere al acicalarse­ como el de una presa en la naturaleza.

Los gatos que viven en interiores suelen producir más bola de pelo por el largo del mismo y otros factores como el clima, estación, aseo excesivo (de ellos o entre ellos si son varios gatos en casa o de su dueña a ellos), deficiencias alimentarias, disfunción digestiva o una combinación de varios problemas.

Cuando una o varias de las situaciones antes mencionadas se presenta, el pelo que ha ingerido tu gati-hijo se empieza a formar como una masa y es algo que su estómago no puede pasar facilmente por los intestinos. Como una manera instintiva de evacuación, tu gati-hijo buscará expulsar esta bola y lo hará a través del vómito.

¿Cuáles son los riesgos?

En sí, las bolas de pelo no son perjudiciales, pero cuando son excesivas o demasiado grandes esto denota que el gati-hijo ha consumido de manera descontrolada su propio pelo o bien otros problemas como: una dieta con niveles bajos de humedad (u otros problemas con alimentos biológicamente inadecuados) o un problema en el tracto gastrointestinal.

Los gatos de pelaje largo tienden a presentar más problemas con las bolas de pelo que los que lo tienen más corto, por la sencilla razón de que tienen una cantidad mayor y además tienden a enredarse.

Además, si tu gati-hijo tiende a vomitar muchas bolas de pelo también puede ser una señal de padecimientos de la piel causados por alergias, infecciones o parásitos pueden causar estos niveles excesivos de aseo o caída del pelo. El aseo excesivo, que también se conoce como alopecia psicógena, es un trastorno compulsivo en los gatos que puede provocar el consumo de pelo en cantidades considerables.

Los gati-hijos que únicamente comen alimento seco o bolitas no obtienen la humedad que sus órganos necesitan para funcionar de manera óptima y es poco probable que la compensen al tomar agua del tazón como es común en los perros. Un tracto gastrointestinal con bajos niveles de humedad es menos capaz de transportar una bola de pelo que el tracto digestivo de un gato bien hidratado que consume alimento natural para gatos que le brinde la humedad óptima. Los alimentos crudos, cocidos (como los que hacemos en Pancho's Kitchen) o enlatados proporcionan más humedad que los alimentos secos.

Si las bolas de pelo es algo demasiado frecuente en tu gati-hijo,su veterinario debe encargarse de analizarlos de manera profunda, ya que podría implicar la existencia de una enfermedad subyacente que requiera tratamiento.

En ocasiones, una bola de pelo puede tener tanto volumen como para arriesgar la vida de tu gato y requerir una extirpación quirúrgica. Si no has visto bolas de pelo, pero sí has notado en tu gato los ruidos y comportamientos habituales relacionados con estas, debes llevarlo con tu veterinario de inmediato, ya que es posible que una bola de pelo haya crecido demasiado como para que la pueda regurgitar o para que pase por su tracto gastrointestinal.

Consejos para evitar las bolas de pelo en tu gato

  • Cepilla a tu gati-hijo: La frecuencia con la que lo debes cepillar va a depender mucho de la textura y tipo de pelaje que tenga, así como de su edad, estilo de vida y estado de salud. En el caso de gatos de pelo largo requerirá cepillados más frecuentes así como uno que otro producto para el cuidado de se pelaje.
    De igual forma, si tu gati-hijo ya es mayorcito, ellos tienden a perder el interés en acicalarse, por lo cual deberás darle una mano en su aseo. O si padece obesidad, además de ponerlo a dieta, tendrás que ayudarlo a limpiarse.
    Puedes destinar 5 minutos al día para cepillar a tu gati-hijo si es de pelo largo y tres o cuatro veces a la semana si es un gati-hijo de pelo corto.
  • Buena alimentación: Una buena comida natural para gatos contiene una cantidad de humedad adecuada para su nutrición, además de ingredientes naturales de calidad que son aptos para consumo humano, tal como los que preparamos en Pancho's Kitchen.
  • Evita usar vaselina o aceite mineral para las bolas de pelo: Hay un mito popular de que la vaselina o el aceite mineral puede ayudar a tu gato a expulsar las bolas de pelo, la verdad es que no es buena idea ya que estos productos suelen ser derivados del petróleo. Un poco de aceite de coco puede ser una buena opción.

Las bola de pelo en los gatos puede llegar a ser un verdadero dolor de cabeza si no pones atención a la frecuencia y cantidad con que tu gati-hijo las expulsa. Ante cualquier síntoma de malestar no dudes en llevarlo al veterinario y como siempre, cuenta con nosotros como aliado de la alimentación y bienestar de tu gati-hijo.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados