Las etapas de vida de los gatos, ¿en cuál está el tuyo?

Quienes deciden vivir su vida junto a un gati-hijo sabrán bien lo que es el amor y la compañía. Los gatos son animales espectaculares, mágicos y muy amorosos. Por eso parte de nuestra responsabilidad como mamás y papás gatunos es saber sus necesidades a lo largo de su vida para ir haciendo los cambios necesarios y garantizar que sigan recibiendo lo que necesitan con el pasar de los años. 

Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuántas etapas de vida tienen los gatos y en cuál se encuentra tu gati-hijo? ¡Pues en este blog te lo contamos! 

Anteriormente se había establecido que los gatos pasaban por 6 etapas a lo largo de su vida: gatito (desde el nacimiento hasta los 6 meses), joven (7 meses a 2 años), adulto (3 a 6 años), maduro (7 a 10 años), mayor (11 a 14 años) y anciano (más de 15 años) . Sin embargo, de acuerdo a nuevos estudios se ha determinado que ahora solo hay cuatro etapas:

  • Gatito: desde el nacimiento hasta 1 año de vida. 
  • Adulto joven: de 1 a 6 años
  • Adulto mayor: de 7 a 10 años. 
  • Mayor: más de 10 años. 

 ¿Cuánto tiempo viven los gatos? 

Un gati-hijo bien cuidado puede vivir bastantes años; no es inusual ver gatos de más de 15 hasta 20 años. A diferencia de los perros de raza pura, la mayoría de los gatos no se han criado de manera selectiva, lo que disminuye los rasgos que tienen por herencia que causan enfermedades genéticas. De hecho, la mayoría de las enfermedades que se observan en los gatos están relacionadas con el estilo de vida, lo que significa que, como dueño de un gato, tienes el control sobre su longevidad y calidad de vida.

Consultar a un veterinario proactivo e integrador durante toda la vida de un gati-hijo proporciona el beneficio de los protocolos de bienestar continuos y cambiantes para cada fase de su vida.

Apoyar a tu gato física, metabólica, nutricional e inmunológicamente a medida que envejece es una de las cosas más importantes que puedes hacer, no solo para extender su longevidad, sino también para mantener buena salud a lo largo de los años.

5 consejos para que tu gato tenga una vida larga y saludable

  1. Proporciónale alimentos específicos para su especie y nutricionalmente óptimos. Los gatos en la naturaleza prosperan al consumir alimentos enteros, frescos y reales. Su alimentación natural es densa en humedad porque las presas contienen casi un 70 % de agua, además de que es alta en proteínas y minerales y moderada en grasas. Tu gatito se sentirá mejor con una alimentación alta en humedad que consista en carne de excelente calidad, cantidades moderadas de grasa animal de alta calidad y un porcentaje muy bajo de carbohidratos. Esto significa nada de croquetas - una alimentación desequilibrada puede crear tantos problemas de salud para las mascotas, es muy importante que los alimentos sean equilibrados, lo que significa elegir una receta que tenga en cuenta los requisitos de nutrientes de los gatos.
  2. Mantenlo delgado y en buen estado. El sobrepeso causa procesos inflamatorios dañinos en todo su cuerpo. Es por eso que los gatos con sobrepeso desarrollan las mismas afecciones que las personas con sobrepeso (por ejemplo, diabetes, artritis, enfermedad renal), problemas que afectan tanto la calidad como la cantidad de vida. Es recomendable alentar a tu gati-hijo a buscar su comida porque le hará trabajar su cerebro, cuerpo y paladar. Debes tener presente que la mayoría de gatos se aburren en casa y "cazar" su comida los ayuda. También es muy importante asegurarse de que se mantenga físicamente activo, no solo para mantenerse delgado, sino también para mantener sus músculos, articulaciones, ligamentos y sistemas de órganos en excelentes condiciones.
  3. No lo vacunes en exceso. Si eres una madre felina comprometida en mantener a tu gati-hijo dentro de casa y nunca les permite vagar de forma libre afuera y cumples las recomendaciones de vacunas de acuerdo a lo que indica el veterinario, también debes saber que vacunarlo en exceso es dañino. Cuando vayas a vacunar a tu gato, ten en cuenta lo siguiente:
    • Tu gato debe estar sano. Si tiene alergias, problemas endocrinos, disfunción orgánica, cáncer (o es un sobreviviente de cáncer), otro problema médico o ha tenido una reacción adversa a la vacuna en el pasado, no es candidato para recibir vacunas. 
  1. No permitas que tu gatito esté afuera sin supervisión. Aunque es cierto que vivir dentro de casa no es una situación natural para tu gato, dejarlo correr suelto al aire libre presenta un riesgo mucho mayor para su salud y longevidad. Los gati-hijos con acceso libre al aire libre tienen muchas más probabilidades de estar expuestos a enfermedades. También pueden comer veneno o convertirse en presa de perros y víctimas de accidentes con autos. 

5.Considera realizarle un protocolo de desintoxicación. Existen muchas formas en que nuestras mascotas están expuestas a toxinas y productos químicos en la actualidad. Hay radiación, pesticidas ambientales, productos químicos para el césped y el hogar, hidrocarburos y metales pesados. Además, el agua potable sin filtrar que contiene flúor, cloro y metales pesados puede ser otra fuente de toxinas.Y luego están los químicos en los preventivos de pulgas y garrapatas. 

Si el gatito está expuesto de forma regular a toxinas como los preventivos de pulgas y garrapatas, te recomiendo realizar una desintoxicación una semana después de que se apliquen esos productos químicos. Si tiene exposición estacional a toxinas, digamos, en los meses más cálidos del año, tiene mucho sentido ofrecer desintoxicación estacional.

Habla con tu veterinario de confianza sobre qué tipo de protocolo, dosis y duración es mejor para desintoxicar de manera preventiva tu gati-hijo.

 

Entender las etapas de vida de tu gato y lo que cada una significa y conlleva ayudará a que tu gati-hijo tenga una vida plena, larga y cómoda contigo. 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados