Envíos GRATIS en pedidos mayores a $70 (Ciudad de Panamá)

Esta secção não inclui de momento qualquer conteúdo. Adicione conteúdo a esta secção através da barra lateral.

Image caption appears here

Add your deal, information or promotional text

¿Mi gato puede comer pasas? Te sorprenderá la respuesta

Las uvas y las pasas pueden resultar muy deliciosas para muchos de nosotros, y por supuesto, tienen grandes beneficios para nuestra salud. Pero, como hemos dicho anteriormente, muchas veces lo que es bueno para nosotros, no siempre es bueno para nuestras mascotas, en este caso para nuestros gati-hijos.

Si bien los casos de envenenamiento e intoxicación por uvas y pasas son más frecuentes en los perros, los gatos no quedan por fuera de estos incidentes. Pero, ¿qué tienen las pasas que las hacen tan tóxicas para nuestros gatos? ¡En Pancho's Kitchen investigamos y te lo contamos en este blog!

El ácido tartárico

¿Habías escuchado antes del ácido tartárico? Un estudio publicado en el Journal of the American Veterinary Medical Association en abril de 2021 señaló que el ácido tartárico puede ser la fuente de intoxicación por uvas y pasas en las mascotas.

Puede sonar un poco complicado pero la explicación fue que detectaron que el ácido tartárico y el bitartrato de potasio están presentes de forma única y en una concentración alta en las uvas y pasas y se ha podido descubrir que tanto perros como gatos presentan sensibilidad al ácido tartárico. Para apoyar esta teoría se hizo una comparación con el consumo de tamarindos y mascotas intoxicadas y se determino que los tamarindos ocasionaron vómitos e insuficiencia renal entre perros y gatos. ¿Qué componente tienen los tamarindos? Adivinaste... ácido tartárico.

A pesar de estos descubrimientos, cabe aclarar que no existen estudios concluyentes y que es necesario realizar más estudios e investigaciones para poder confirmar completamente esta hipótesis.

¿Cuáles con los signos de intoxicación por pasas?

Como te mencionamos, es más probable que un perro consuma uvas o pasas comparado con un gato, pero esto no significa que no pueda suceder. En el peor de los casos, el consumo excesivo de uvas y pasas puede ocasionar insuficiencia renal, que deberá ser atendida de inmediato.

Además, dentro de las próximas 6 a 24 horas de haber ingerido pasas (o uvas), los gati-hijos pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Vómito
  • Debilidad
  • Dolor abdominal
  • Letargo
  • Deshidratación
  • Temblores

Muchos de estos síntomas y de su intensidad, van a depender de varios factores como: la cantidad ingerida, el estado físico y edad de tu gato.

¡Ayuda! Mi gato comió pasas, ¿Qué debo hacer?

Si tu gati-hijo presenta alguno de estos síntomas debes llevarlo de inmediato al veterinario para evitar que sufra una complicación grave. Por favor, no lo automediques, llévalo con un experto que podrá determinar de la mejor manera de atenderlo.

Afortunadamente, se ha detectado que las pasas y las uvas se digieren de manera muy lenta en el estómago de un animal, lo que te da tiempo para llevarlo al doctor y que lo puedan tratar, incluso antes de que aparezcan los síntomas.

No obstante, esto no quiere decir que puedas relajarte, ya que los síntomas pueden manifestarse de inmediato y angustiar a tu mascota. Si descubres que tu gato comió pasas, sigue estos consejos:

  1. Contacta de inmediato a tu veterinario o a un veterinario que esté cerca de tu ubicación para que pueda atender una emergencia.
  2. Inducir el vómito cuando un animal comió una toxina conocida puede salvarle la vida, pero bajo ninguna circunstancia debes inducir el vómito si tu gato tiene:
  • Problemas respiratorios
  • Está inconsciente
  • Se encuentra en estado de shock o angustiado

No lo hagas vomitar si no estás 100% segura de que ha comido pasas. Si no estás seguro de lo que ha comido y presenta síntomas molestos, llévalo al veterinario lo antes posible para un diagnóstico adecuado.

Para finalizar, la mejor manera de mantener a salvo a tu gato, es tenerlo alejado de aquellas cosas que le puedan representar un peligro: ya sean alimentos, productos químicos de aseo, medicamentos, e incluso algunas plantas de interior. Mantener todo esto fuera del alcance de tu gati-hijo es la mejor garantía de cuidarlo y cuidar su salud.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Buscar