8 consejos para viajar con tu perro y disfrutar las vacaciones

Aún nos quedan un par de semanas de verano y seguramente más de una querrá aprovecharlo al máximo y, por supuesto, en ese plan no pueden quedar por fuera nuestros perri-hijos.

Si tienes en mente viajar a la playa o hacia algún otro sitio de interior del Panamá y vas a llevar a tu mascota, es super importante que tomes en cuenta algunos consejos para que esos días libres sean increíbles e inolvidables para ambos.

Hoy, en la sala de redacción de Pancho's Kitchen, queremos compartirte 8 consejos para viajar con tu perri-hijo y disfrutar 100% esas merecidas vacaciones.

 

1. Buscar un lugar en el que convivir con perro no suponga un problema

Actualmente, existen un montón de hospedajes “pet friendly” en los que tu mascota se sentirá tan bien atendida como tú: desde hoteles, casas, alquileres en AirBnb... en fin, tienes muchas opciones.

Antes de reservar en algún logar, contacta con ellos y asegúrate que aceptam mascotas, algunos suelen cobrar un cargo extra mientras que otros quizás solo te pidan información de las características de tu perro, carácter y uno que otro detalle adicional. Sin ninguna duda, una vez que les brindes la información, ellos te dirán cómo proceder.

Además, es importante que valides si el lugar es seguro para tenerlos: algún tipo de cerco y puerta de seguridad, espacio para dormir, identificar las salidas y los espacios disponibles para recrearse y donde puedas correr o jugar con él.

2. Mejor prevenir que curar

Asegúrate de que tu mascota tiene todas sus vacunas al día. Si viajas al interior, es importante que tengas presente que el clima cambia y por ende las especies de cada lugar incluyendo los insectos y parásitos como pulgas y garrapatas.

No está de más llevar un pequeño botiquín para él, con el que puedas atender cualquier accidente menor como cortaduras, raspones, lesiones pequeñas y superficiales. E identificar una centro médico veterinario cercano donde lo puedas llevar ante cualquier emergencia.

Si tu perro es muy nervioso o no está acostumbrado a trayectos largos, es importante que contemples la opción de facilitarle algún tranquilizante. Como siempre, una visita a su veterinario de confianza es la mejor opción para recibir asesoría de un experto que ya conoce a tu mascota.

3. ¿Qué debes llevar?

Al momento de viajar hay cosas que no puedes dejar por fuera de la maleta de tu perri-hijo:

  • Su Pancho's Kitchen
  • Cama o mantita
  • Juguetes
  • Platos para comida y agua
  • Collar y correa
  • Treats o Jerkies
  • Bolsitas para recoger desechos.
  • Toalla  y shampoo por si entra al mar o río y debes bañarlo luego.
  • Algún protector contra pulgas y garrapatas.

4. Antes y durante el viaje

Si tienes auto y piensas viajar en él, hay que tener en cuenta qué tan acostumbrado está tu perri-hijo a los viajes en ese medio. Si ha tenido viajes cortos anteriormente ya estará familiarizado con el carro así que puedes ir haciendo pruebas con viajes un poco más largos hasta que llegue el día del viaje.

Tu perro deberá ir en los asientos traseros, no es recomendable que vaya adelante porque te puede distraer o si llega a ocurrir un accidente, probablemente saldrá lastimado ya que no tiene una seguridad.

Con respecto a la comida, deberás alimentarlo por lo menos 6 horas antes o la noche anterior al viaje con el fin de evitar mareos y vómitos. Es importante que realices una parada cada 2 ó 3 horas, para que tu perro beba agua, pasee y gaste un poco de energía. Bajo ningún concepto, lo dejes encerrado dentro del coche y menos en un lugar en el que haga mucho calor. 

Si has escogido el avión, contacta con tu compañía aérea para que te informe sobre la documentación necesaria y las características del viaje. En la mayoría de ocasiones, los perros viajan en la bodega, que es el lugar destinado a los animales. Sabemos que esta separación inquieta mucho a los dueños, pero debes mantenerte tranquilo para evitar que tu perro perciba dicha inquietud. 

Una vez lleguemos al sitio de vacaciones, es importante que tu perro se familiarice con el espacio. Déjalo que huela y explore la habitación y los alrededores. Busca un lugar para ubicar su cama, sus platos de agua y comida y dale alguno de sus juguetes para que se vaya relajando y sintiendo cómodo en el lugar.

5. Hemos llegado a nuestro destino

Una vez lleguemos a nuestro destino, deberemos elegir una habitación o espacio donde podamos colocar sus platitos y su cama.

Durante el primer día, evitaremos alterarlo e intentaremos que esté tranquilo. Así podrá irse habituando poco a poco al nuevo espacio. En pocas horas, su curiosidad le llevará a salir y empezar a explorar el entorno y pasará súper entretenido.

6. Evita riesgos innecesarios

Aunque tomemos todas las precauciones del mundo, es indispensable tener a nuestro perri-hijo con collar y correa en todo momento. Si está acostumbrado a caminar sin correa, deberá mantener su collar con plaquita y números actualizados de contacto en caso de que se llegue a perder. Esta solución tan simple, puede ahorrarte tiempo y disgustos. 

7. Controla su comportamiento

Si tu perro es muy juguetón o tiene demasiada energía, seguro la va a pasar increíble a donde vaya. Pero hay que tener presente que si hay más personas o mascotas, quizás no todas correspondan a su divertido carácter.

Al estar entre personas, debemos velar porque nuestro perri-hijo se divierta pero sin incomodar a los demás. Probablemente encontrará algún compañerito de juego y pasarán momentos maravillosos.

Si tu perro es nervioso y/o agresivo debes tomar las medidas necesarias para que no pase un mal rato u ocurra un incidente. Los perros nerviosos, al no reconocer el lugar en donde está, puede tratar de huir y perderse si algo lo asusta. Por el contrario los perros agresivos puedes reaccionar mal y esto te ocasionará un mal rato.

8. ¡Diviértanse!

Todos nos merecemos vacaciones y nada mejor que aprovechar lo que resta del verano para compartir con nuestros seres queridos y amigos de 4 patas. Compartir un viaje con tu perri-hijo hará su vínculo aún más especial. Podrán tomarse fotos en lugares hermosos y atesorar esos lindos recuerdos para siempre.

Cada vez que tengas la oportunidad, no dudes en hacerlo parte de tus planes.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados