Envíos GRATIS en pedidos mayores a $70 (Ciudad de Panamá)

Esta secção não inclui de momento qualquer conteúdo. Adicione conteúdo a esta secção através da barra lateral.

Image caption appears here

Add your deal, information or promotional text

¿Cómo superar el duelo de una mascota?

El día de hoy te traemos un blog que es un poco difícil, ya que trata de un tema que estoy segura que no quisiéramos tener que hablarlo o pensarlo nunca, pero es necesario.
Nuestras mascotas son compañeros incondicionales que forman parte de nuestra vida: algunos llegan desde muy pequeños mientras que otros entran a nuestra vida ya siendo más adolescentes o adultos. Independientemente de cómo llegó ese compañero peludo a tu vida, se vuelve parte importante de ella... Todas las travesuras, juegos, paseos, locuras y mucho más, marcan nuestros recuerdos.
Lamentablemente, llega un momento de esta historia donde debemos prepararnos para decir adiós; ya sea por una enfermedad, un accidente repentino o vejez; nuestros mejores amigos parten a otro plano dejando un vacío en nuestro corazón. Desde Pancho's Kitchen hemos preparado este blog para darte algunos consejos sobre cómo superar el duelo de una mascota.

¿Cómo afrontar el duelo de una mascota?

Increíblemente, hasta hace poco se pensaba o se tenía esta idea incorrecta de que uno no sufre por sus mascotas ya que son "un simple animal". Sin embargo, quien ha crecido junto a uno sabe el lazo tan especial que se desarrolla y por supuesto que verlos partir es doloroso. El duelo de perder a una mascota es un proceso que debe ser respetado y quien lo atraviesa, debe tener la libertad de sentir y gestionar sus emociones.

Afortunadamente, hoy en día se reconoce el el duelo de una mascota tiene una validez y conlleva un proceso para quien ha perdido a su compañero querido. Muchas personas que han tenido que decir adiós a sus peluditos reconocen que es un profundo dolor, que incluso es acompañado por sentimientos de culpa y por supuesto la sensación de extrañar a quien ya no está con ellos.

Perder una mascota: un mar de sentimientos

A pesar de que es un tema de que ya se habla con más normalidad, sigue siendo un tema poco profundizado a nivel psicológico. Mucha gente que ha perdido una mascota reprime sus emociones porque sienten que "están locos" o "exagerando" cuando no puede estar más alejado de la realidad. Es complicado aceptar la pérdida de una mascota, indistintamente de la especie de sea.

Psicólogos que han decidido estudiar y tratar este tipo de duelos comentan que uno de los problemas a los que actualmente se enfrenta la sociedad es que "hay una tendencia a centrarse en el optimismo", y que esto obliga a las personas a adoptar actitudes positivas y alegres aún cuando en el fondo no es lo que realmente sienten. Al hacer esto, no gestionamos el duelo ni el sufrimiento y reprimimos ese dolor.

Las personas que pierden una mascota por primera vez, experimentan muchas emociones que son difíciles de identificar o comprender; mientras quienes ya han vivido este duelo anteriormente, tienen una mejor idea de la sensación; si bien eso no es que los ayuda a sentirse mejor, tampoco los toma por sorpresa.

Al igual que cualquier otro proceso de duelo, el primer paso y el más importante es aceptar el sentimiento de tristeza. Sentir esto no es motivo de culpa, ni de vergüenza y mucho menos de debilidad. Permitirse sentir nos ayuda a sobrellevar el duelo. Además del dolor, muchos dueños presentan sentimientos de culpa, especialmente cuando recurren a la eutanasia.

La preparación previa a la pérdida

Quienes vivimos con un animal en casa, comprendemos que nuestro compañero dejará este mundo en algún momento: algunos se irán debido a una enfermedad terminal mientras que otros lo harán por su edad avanzada. Sea cual sea el caso, en el fondo, sabemos que tarde o temprano ese momento llegará e inconscientemente nos preparamos para decir adiós.

Psicológicamente, esto se conoce como duelo previo a la pérdida y es esta sensación de saber que pronto, quien fue tu amigo por meses o años, pronto se irá. La pérdida forma parte de la historia de todos y no se puede evitar, así que la forma en que la enfrentas es lo que marca la diferencia.

Si tienes una mascota cuya salud se está deteriorando, es necesario que cuides tu corazón mientras cuidas de ella hasta que llegue su momento de partir. Muchas personas se preparan creando recuerdos junto a sus mascotas: fotografías, adornos del hogar, impresión de sus huellas... incluso tatuajes que inmortalicen esta relación tan especial y que exprese la importancia que ha tenido esa mascota en su vida.

Como hemos dicho antes, esto es un proceso totalmente personal y no todo el mundo sentirá lo mismo ni lo gestionará de igual manera. 

Llegó el momento de decir adiós...

Manejando los sentimientos de culpa: es probable que una mamá o papá de mascota sienta alivio cuando este fallece, especialmente si el animal tenía su salud muy deteriorada o si su calidad de vida ya no era la óptima y, aunque sea difícil de aceptar, esto conllevó un agotamiento emocional y mental a quien acompañó a su mascota durante este proceso. Ese sentimiento de alivio es totalmente normal y no significa que no hayas querido a tu mascota.

Esa última etapa de su vida fue difícil para ambos. Es normal sentir alivio cuando ya no tienes que darle medicamentos todos los días, llevarlo al veterinario a chequeos constantes, o verlo luchando por estar estable.

De acuerdo a psicólogos que tratan el duelo, una de las cosas más importantes que hay que considerar es que, antes de tomar una decisión y realizar la eutanasia, es normal que las personas sientan culpa o que están tomando una "salida fácil" o "no están luchando por su mascota". Pero, al contrario, esa decisión es amable y amorosa con la vida del animal. 

Sentir y expresar el sufrimiento: Buscar una red de apoyo puede ayudar a alivianar y sobrellevar el duelo. esta red puede ser un profesional, amigos, familia, e incluso personas que han pasado por el mismo proceso y que comprenden lo que es perder a un animal querido. El apoyo de personas que en verdad empaticen con la situación es fundamental para que podamos compartir, expresar y procesar nuestro dolor con toda confianza. Ser compasivos con nosotros mismos, practicar el amor propio y reconocer que nuestros sentimientos son normales también nos ayudará a atravesar este momento. 

La importancia de vivir el momento

A diferencia de la mayoría de los adultos, los animales sí viven el momento presente. Viven en el aquí y el ahora. Si se sienten cómodos, no los aqueja ninguna preocupación. Nosotros nos preocupamos, pero ellos no. Y creo que esto es motivo suficiente para que procuremos crear memorias a su lado durante toda su vida, incluso no sólo con nuestras mascotas, sino en general con nuestros seres queridos. Nuestras mascotas son ese recordatorio de que vale la pena vivir y disfrutar el presente y que ningún momento es tan bueno como el que vivimos en este instante.

Una vez haya llegado el momento de decir adiós, serán los buenos recuerdos los que nos llenen de fortaleza y de saber que le dimos la mejor vida que pudimos y que nuestro amigo lo disfrutó. A partir de ese momento concéntrate en tu trabajo, en tus pasatiempos y en las partes de tu vida de las que no formó parte cada vez que tengas una sensación de vacío y tristeza. Persigue todas las demás cosas que ames y deja que el tiempo ejerza su poder sanador. De igual forma, puede ser de gran ayuda tener una ceremonia conmemorativa en honor a tu mascota para hablar de lo mucho que significó para toda la familia.


Espero que este blog haya sido de ayuda y te permita ver las cosas en perspectiva si estás en una situación que te hace sentir identificada. Ante todo, siempre ten presente que como mamás y papás de animales, damos lo mejor de nosotros para que ellos vivan una vida feliz, esa es la mejor forma de honrar su presencia.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Buscar