Envíos GRATIS en pedidos mayores a $70 (Ciudad de Panamá)

Esta secção não inclui de momento qualquer conteúdo. Adicione conteúdo a esta secção através da barra lateral.

Image caption appears here

Add your deal, information or promotional text

Depresión en perros: ¿mito o realidad?

¿Alguna vez has pensado en si a tu perro, o a los perros en general, les puede dar depresión? ¿Hay días en que lo has notado decaído o diferente a como normalmente es? ¿Se pueden deprimir igual que nosotros?

A pesar de que científicamente no está comprobado, no cabe la menor duda de que los perros también experimentan cambios de humor y de comportamiento. Por lo general, esos cambios son temporales y se relacionan con un evento reciente en la vida del perro, por ejemplo, cuando los niños vuelven a la escuela después de las vacaciones o cuando llega una nueva mascota a la familia y "se lleva" la atención de todos.

De igual manera, se sabe que los perros suelen pasar por un período de duelo cuando sufren la pérdida de un familiar.  Igualmente, aquellos perri-hijos que sufrieron abandono y terminaron en las calles o en un hogar temporal, parecen experimentar una época de tristeza y desánimo.

El mayor reto sobre este tema es que no existe una prueba biológica para diagnosticar la depresión clínica (que no debe confundirse con los episodios temporales de conducta depresiva), incluso en el caso de las personas. Los médicos toman nota de los síntomas físicos y de lo que el paciente les dice respecto a sus sentimientos para brindar un diagnóstico.

Dado que los perros no pueden expresar sus emociones, debemos recurrir a la observación para determinar si nuestro perri-hijo se siente triste. Como regla general, los veterinarios y etólogos clínicos pueden diagnosticar depresión cuando un perro manifiesta un comportamiento inusual.

¿Qué pueden significar los cambios de comportamiento?

Si notas que el comportamiento de tu perri-hijo tiene cambios repentinos o abruptos, no está de más que agendes una cita con su veterinario, aún si sabes la razón de su cambio de humor. Como sabes, hay muchas enfermedades que comparten síntomas y pasa igual con la depresión: la falta de apetito, dormir más de lo habitual, el desgano, no querer hacer ejercicio,agresión repentina y otros síntomas, pueden generar confusión. Por esto siempre es bueno ir con un experto y que pueda hacer un análisis completo.

Entendiendo a tu perro: señales de que necesita más de ti

Es común que si nosotros estamos pasando por cambios o épocas ajetreadas (ya sea por trabajo, mudanzas, visitas de familia o amigos, etc), ciertas cosas pasen a segundo plano o no reciban tanta atención como antes. Si tu perri-hijo deja de recibir la atención a la que estaba acostumbrado, es posible que esa sea la razón por la que luce triste. Los perros que ansían más tiempo y atención de sus humanos tienden a:

  • Hacer travesuras en la casa: si tu perro se siente aburrido o estresado puede empezar a hacer cosas que no hacía antes como hacer sus necesidades dentro del hogar, morder y/o dañar objetos y muebles, etc. Si este es el caso y realmente no cuentas con el tiempo para dedicarle la atención, puedes considerar contratar un paseador de perros para que lo saque a caminar y así tu perri-hijo pueda mantener una actividad física sana que le permita liberar su estrés y recargar energías. Otra excelente opción es una guardería para perros, además de mantenerlo activo, tendrá la oportunidad de interactuar con otros perros y socializar. Por supuesto,hay otras cosas que puedes hacer para complementar su actividad fisica: puedes comprar o hacer juguetes interactivos para estimular su mente, sesiones intensas de ejercicio y juego y dejarle mats para lamer u olfatear.
  • Desobedecer: es casi imposible de negar que nuestros perros tienen un profundo deseo de complacer a sus dueños, les gusta hacernos caso y ser unos buenos chicos. Por esto, si notamos que nuestro perro empieza a desobedecernos debemos tomarlo como una clara señal de que debemos pasar más tiempo con ellos. Parece algo bobo, pero es realmente importante que cada vez que interactúes con tu perro, te enfoques en estar presente emocionalmente. Las investigaciones sugieren que los animales perciben cuándo estamos en sintonía con ellos y cuándo no, así que deja tu teléfono y vive el momento en compañía de tu perri-hijo. Estar presente y concentrado cuando pasas tiempo con tu mascota es una de las mejores maneras de mostrarle amor y conexión.
  • Resistirse al adiestramiento: es verdad que existen perros que son más fáciles de adiestrar que otros y que hay varios factores a tomar en cuenta para que un adiestramiento sea efectivo o no. Pero, por ejemplo, si tu perro adulto hace sus necesidades dentro del hogar, es una señal de que no recibe el tiempo, ni la atención, ni el espacio para hacerlo afuera. Por esto es muy importante establecer rutinas para sacarlo a pasear y que pueda tener tiempo suficiente tantompara recrearse como para hacer sus necesidades. Aquí la constancia es clave para que pueda desenvolverse sanamente.
  • El sobrepeso: recordemos que nuestros perros dependen casi exclusivamente de la comida que nosotros les damos (que a veces les damos más de lo que deberían) y al esto le debemos sumar que durante el día pasan una cantidad importante de tiempo tomando siestas y que no siempre les dedicamos las horas de juego y recreación que deberían. Esto da como resultado una alta probabilidad de sobrepeso y obesidad en ellos. Por eso, como siempre decimos, el equilibrio y compromiso son necesarios para mantener la salud de nuestras mascotas en buen estado. 
  • Dormir más de lo habitual: si tu perro no padece ninguna enfermedad y duerme todo el día, es porque está aburrido y necesita ejercicio físico, juegos y estimulación mental, sin importar su edad. Asumir el compromiso de dedicarle por lo menos una o dos horas al día para que pueda salir, explorar, olfatear, jugar y ejercitarse es una muestra de amor hacia él. Sólo míralo de esta forma: dedicarle a tu perri-hijo 2 horas de 24 que tenemos cada día no es mucho para nosotros pero para él si lo es, así que dedícale este tiempo y de paso refuerza el lazo que tienes con él. Otras cosas como cepillar su pelaje, darles masajes, llevarlo a sitios petfriendly, darle un "baño de bosque" y más, es brindarle tiempo de calidad que sin duda alguna va a apreciar.

    4 consejos para tratar con un perro deprimido

    1. Mantén la constancia en su rutina diaria: un perro se mantiene sano y estable animicamente cuando su rutina diaria es respetada. Establece sus horarios para comer, dormir, pasear, jugar y más y sé constante con ellos.
    2. Dale sabor y variedad a su comida: la variedad nutricional diversifica el microbioma y ayuda a que se produzca una mayor cantidad de serotonina (la hormona de la felicidad) en el intestino; además de eso, los alimentos nuevos que se utilicen como premios o bocadillos, o para acompañar las comidas, pueden ser de ayuda para que las sesiones de entrenamiento y los juegos que involucren comida sean más interesantes y agradables. No dejes de visitar nuestra página web y conocer las deliciosas y nutritivas opciones que tenemos de comida natural para perros y excelentes snacks que funcionan como premios.
    3. Estimula su estado de ánimo a través del ejercicio y los paseos: la actividad física diaria no sólo les permite liberar el estrés, recrearse y ejercitarse, sino que también aumenta los niveles de endorfinas y esto les significa una mejora en su estado de ánimo, calidad del sueño y bienestar cognitivo.
    4. Dale tiempo: los síntomas de depresión pueden tardar días e incluso semanas en irse. Sin embargo, la mayoría de mascotas vuelven a su estado de ánimo normal después de un tiempo. Respeta su proceso y acompáñalo mientras lo atraviesa. No dejes de demostrarle tu amor y entiende que, al igual que nosotros, ellos también puedes atravesar etapas difíciles.

    Por supuesto, nunca pero nunca descartes la evaluación de su médico veterinario. El sabrá decirte si hay algo más de fondo y cuál es el mejor camino a tomar para promover el bienestar de tu amado perri-hijo.

    Nos gustaría saber si alguna vez has notado a tu perro deprimido? De ser así, cuál fue tu reacción y qué hiciste al respecto? Déjanos tus comentarios.

    Dejar un comentario

    Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

    Buscar