MEDICAMENTOS PELIGROSOS PARA TUS MASCOTAS

Si tienes un perri-hijo, un gati-hijo o ambos, sabes bien que son animales curiosos, amorosos y juguetones. La exploración es parte de su naturaleza… les encanta oler, saborear, lamer las cosas que le llaman la atención, puesto que es una forma de ellos de entender el mundo que los rodea.

Al vivir en casa, tenemos objetos que pueden ser peligrosos para su salud y, en el caso de las medicinas de humano, debemos tener especial cuidado de no dejarlas a su alcance, puesto que algunos componentes, aunque sean en pequeñas dosis, pueden ser mortales para ellos.

En Panamá, cada año se presentan cientos de casos de emergencia por envenenamiento en perri-hijos y gati-hijos y muchos de ellos son a causa de ingesta de pastillas o medicinas para personas. La mayor cantidad de casos se presenta en perros, puesto que ellos son más curiosos y hacen cosas como masticar una botella de pastillas o con algún jarabe. Otros de los casos, lamentablemente se dan porque las mamás o papás de la mascota se los dan voluntariamente pensando que esas pastillas o medicamentos tendrán el mismo efecto en ellos.

Hay otros componentes que efectivamente son aptos para humanos y animales, pero aquí debemos tener presente que no son las mismas dosis por lo cual, de todas formas, hay que asegurarnos de darles la cantidad que recetó su veterinario.

Para evitar el desarrollo de enfermedades e incluso la muerte, hemos hecho este blog para contarte sobre los medicamentos peligrosos para mascotas y algunos consejos para evitar accidentes con tus amados peluditos.


  • IBUPROFENO: Este es uno de los medicamentos más comunes en el hogar y también uno de los más comunes en cuadros de intoxicación en mascotas. El ibuprofeno es un anti inflamatorio que puede ser muy dañino en los perri-hijos y gati-hijos aún si lo consumió en cantidades muy pequeñas.

Las mascotas son muy sensibles a ese componente: en el caso de los gatos pueden terminar con daño renal y hepático, así como úlceras en su tracto digestivo. En el caso de los perros pueden presentar síntomas de intoxicación como: malestar digestivo, vómitos, heces con sangre, convulsiones y muuuucha sed.


  • ACETAMINOFEN o PARACETAMOL: Este medicamento es otro de los populares en el hogar. Al igual que el ibuprofeno, es anti inflamatorio. Los gati-hijos corren un riesgo particular con el paracetamol ya que solo 2 pastillas pueden ser fatales para ellos. Si tu perri-hijo lo consume puede tener un daño permanente en su hígado. Además, mientras más alta sea la dosis, más probabilidad hay de dañar sus glóbulos rojos.
  • Entre los síntomas de intoxicación por paracetamol o acetaminofén están: letargo, dificultad para respirar, orina de color oscuro, diarrea y vómitos.


    • TRAMADOL: Si bien el tramadol es de consumo animal y humano, principalmente para el tratamiento del dolor, hay que tener cuidado de no dárselo en exceso ya que puede provocar úlceras estomacales e insuficiencia renal tanto en gatos como en perros. En caso de que sea recetado a nuestras mascotas, debemos seguir estrictamente las indicaciones del veterinario.

    • MEDICAMENTOS ANTICONCEPTIVOS: Entre ellos el estrógeno, estradiol y progesterona resultan tentadores, especialmente para los perros. Afortunadamente el consumo en pequeñas cantidades de este medicamente no es un problema. Pero, si se trata de una cantidad considerable, especialmente de consumo de estrógeno y estradiol, puede afectar a la médula ósea. En el caso de las hembras puedes presentar mayores efectos secundarios por la intoxicación de estrógenos.

    • NAPROXENO: Este medicamento por lo general es de venta libre. El consumo, aunque sea en pequeñas dosis, puede provocar úlceras estomacales e insuficiencia renal en gatos y perros.

    • ALPRAZOLAM: Mejor conocido como Xanax, es un medicamento para trabajar y reducir la ansiedad y ayudar a las personas a dormir. Pero, en las mascotas puede tener el efecto contrario.

    Según estudios, casi la mitad de perros que han consumido alprazolam se alteran en lugar de quedar sedados. Estos medicamentos pueden causar un letargo severo, falta de coordinación y una baja en la frecuencia respiratoria de las mascotas. En los gati-hijos puede ocasionar insuficiencia hepática.


  • ADDERALL: este medicamento es recetado para tratar el trastorno por déficit de atención (TDA) y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Al ser una anfetamina es súoer peligroso para las mascotas. El consumo mínimo de esta sustancia puede ocasionarles a nuestros gati-hijos o perri-hijos temblores, convusliones, fiebre y problemas cardíacos que pueden poner en peligro la vida de nuestra mascota.

  • ZOLPIDEM: es un somnífero que muchos padres de mascotas dejan sobre su mesita de noche para tomarla antes de dormir. Si tu gati-hijo la llega a consumir en poca cantidad por accidente, le puede provocar somnolencia y debilidad. Si tu perri-hijo lo consume, le puede provocar nerviosismo severo y frecuencias cardiacas muy altas.

  • CLONAZEPAM: se prescribe como un medicamento para tratar la ansiedad, es somnífero y anticonvulsivo. Puede provocar somnolencia, temblores, presión arterial baja, debilidad y colapso en mascotas.

  • DULOXETINA: Es un antidepresivo y ansiolítico. Si tu perro o gato lo consume, pueden presentar síntomas como apatía, vómitos y, en algunos casos, síndrome de serotonina. Este último provoca nerviosismo, desorientación, frecuencia cardiaca alta, presión arterial alta, fiebre, temblores y convulsiones. Por alguna razón, los gati-hijos se sienten más atraídos a este medicamento que los perri-hijos, y les puede ocasionar daños neurológicos y cardíacos adicionales a los síntomas antes mencionados.

  • HORMONAS TIROIDEAS: Los perri-hijos son más propensos a desarrollar problemas de tiroides, al igual que los humanos. Sin embargo, la dosis para el tratamiento de los perros por lo general es mucho más alta que la dosis de las personas, por lo cual, en el caso particular de los perros, es inusual que ocurra algún problema si ocurre un consumo accidental. Pero en el caso de los gati-hijos es muy diferente ya que en ellos se pueden presentar síntomas como temblores musculares, nerviosismo, jadeos, rápida frecuencia cardiaca y agresión.

  • BETA-BLOQUEADORES: se usan para tratar la presión arterial alta en las personas, pero si las mascotas lo consumen, aunque sea en dosis pequeñas, puede causar problemas graves como disminución de la presión arterial o frecuencia cardíaca muy lenta.

  • ALBUTEROL: Es uno de los medicamentos presentes para el tratamiento del asma, específicamente en los inhaladores. ¿Qué pasa? Si un perro llega a masticar un inhalador y lo perfora, se puede intoxicar con este componente ocasionando vómito, frecuencia cardíaca elevada y debilidad.


  • CONSEJOS PARA EVITAR INTOXICACIONES Y ENVENENAMIENTOS DENTRO DEL HOGAR:

     

    El tema de las medicinas es algo sobre lo que cualquier adulto responsable debe tener cuidado, no sólo por sus mascotas sino también si es que hay niños en la casa. Por eso es importante tomar medidas para almacenar todos los medicamentos y suplementos en un lugar seguro.

    • Nunca dejes las pastillas sueltas ya que al ser pequeñas pueden llamar la atención de tu perri-hijo o gati-hijo y comérselas accidentalmente.
    • Si tienes tus medicamentos en un pastillero o contador semanal, tenlo siempre fuera del alcance de tus mascotas ya que lo pueden confundir con uno de sus juguetes. Especialmente en el caso de los perros).
    • Nunca almacenes tus medicamentos y los de tu mascota cerca o en el mismo lugar. Aunque no lo creas muchos casos de intoxicación suceden porque se confundieron de medicamentos y, sin darse cuenta, le dieron el de humanos al animal.
    • Mantén tu bolso o mochila siempre cerrados y fuera de su alcance. Tú mejor que nadie saber que los perri-hijos y gati-hijos son curiosos, evita que rebusquen e ingieran algo accidentalmente o te dañen algo.
    • Es importante tener presente que incluso los medicamentos naturales, a base de hierbas, de venta libre, vitaminas y suplementos minerales para humanos pueden causar una intoxicación en nuestras mascotas. Recordemos que hay ingredientes como el ajo y cebolla que son tóxicos para ellos y algunas medicinas y suplementos naturales los contienen.
    • Si tu perri-hijo o gati-hijo han consumido algún tipo de medicamento que no sea de uso exclusivo para ellos, llama de inmediato a tu veterinario o si puedes acudir directamente donde él, mucho mejor.
    • Además de los tips de seguridad, es importante asegurarse de que tu perri-hijo y gati-hijo tengan siempre disponible algo para entretenerse, de esta forma se disminuye el riesgo de aburrimiento y se pongan a “explorar”. Otra opción es darle unos ricos y saludables treats para que puedan estar entretenidos por un rato. 

    Un accidente o descuido le puede ocurrir a cualquiera y en cualquier momento, pero hay que tratar de tomar precauciones para minimizar la posibilidad de accidentes con nuestras mascotas. ¡Esperamos que estos consejos e información valiosa te hayan servido! 

    No olvides compartir este blog y dejarnos un comentario 🐾.

    Dejar un comentario

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados