Qué alimentos NO deben COMER los PERROS

CachorrosLos perros no son iguales a las personas.

Vaya novedad ¿no?

Sin embargo, los buenos dueños tratan y quieren a sus peludos como personas ¡Genial! El problema es cuando, por creer que les hace bien o por comodidad, les dan a comer algunos alimentos para personas que a ellos nos les hacen bien. 

El sistema digestivo y el metabolismo de los perros no funcionan de la misma manera que el nuestro.

Por eso, hay alimentos aptos para humanos que no deberían comer los perros porque les producen daños a su salud. 

En Pancho’s Kitchen investigamos sobre más el tema y queremos compartir contigo los resultados.

Te explicaremos los síntomas y las consecuencias de la ingestión de ciertos alimentos para que los evites o puedas actuar en caso de identificar señales de enfermedad en tu amigo canino. 

Pero estas son indicaciones generales que pueden servirte de guía. En definitiva, ante dudas sobre un determinado alimento para tu perro o síntomas declarados. 

¡consulta a tu veterinario!

En primer lugar, tengamos en cuenta que hay:
  1. Alimentos tóxicos para perros, que pueden causarles serios daños a la salud y hasta, incluso, la muerte ¡Prohibidos para perros!
  2.  Alimentos difíciles de digerir por los canes, que pueden causarles molestias y dolores ¡Mejor evitarlos! 

Antes de comenzar, vale decir que en todos (o casi todos) los casos, el daño que puedan causarle estos alimentos a nuestro amigo cuatri-patudo dependerá también de la dosis y frecuencia de consumo y del peso, edad y salud del perro.

Ante la menor duda, no se los des y consulta a tu veterinario.

Entonces… ¡lets’s go!

El CHOCOLATE

Si bien hay mitos creados alrededor del chocolate y sus efectos en los perros, lo ciento es que este es un alimento que no deben comer los perros ya que es altamente tóxico para ellos.

Y esto es debido a una sustancia química alcaloide, estimulante del sistema nervioso central, llamada “teobromina”, presente en forma natural en el cacao.

La teobromina, de sabor amargo, es uno de los componentes principales del cacao y causante del placer que nos produce comer chocolate.

El chocolate negro y puro es el que más concentración tiene y, por lo tanto, el más dañino para los perros

Este alcaloide se acumula en su organismo debido a que su hígado no tiene la capacidad de metabolizarlo, permaneciendo más tiempo en su sangre y eliminándose muy lentamente.

La ingesta habitual de chocolate, incluso en dosis pequeñas, puede resultar, con el tiempo, en la intoxicación de tu amigo, provocándole molestias estomacales, diarreas, vómitos, convulsiones, temblores musculares, insuficiencia renal, hemorragias internas, aceleración o trastorno (arritmia) del ritmo cardíaco e, incluso, o un ataque al corazón (en dosis muy altas).

Un síntoma de intoxicación por teobromina es notar una inusual hiperactividad en el perro.

Si bien un poco de chocolate una vez en la vida no le va a hacer daño, ciertamente te recomendamos que, si quieres a tu perro … ¡no le des ni un solo gramo!

Las UVAS y las PASAS 

Hay evidencias que sustentan que las uvas y las pasas pueden ser muy tóxicas para el perro, pudiéndole causar insuficiencia renal.

Una sintomatología de este daño es que el perro vomite luego de ingerirlas.

El nivel de toxicidad también depende de la raza y tamaño del perro.

Podrá haber canes que coman uvas y no les afecte y otros a los que la ingesta de muy pocas les hagan daño.

Aún se desconoce es el motivo que lo produce, pero podría estar vinculado con un elemento externo a estas frutas: fungicidas con compuestos de cobre que se utilizan en la agricultura.

El AJO, la CEBOLLA y el PUERRO

Son tres componentes de una misma familia que tiene una sustancia común llamada “tiosulfato” y que es difícil de procesar por el organismo de las mascotas. Si se consume de manera prolongada, puede dañar los glóbulos rojos de la sangre y causar anemia y problemas gastrointestinales. 

Esta sustancia tóxica está presente en estos alimentos tanto en estado crudo, cocido como deshidratado en polvo para condimento. 

La sintomatología de la anemia en perros incluye debilidad, adormecimiento e inactividad, poco interés en la comida, dificultad para respirar diarrea y vómitos. 

Pero… aquí vale aclararte un par de cosas: 

  1. Para que tu querido amigo tenga problemas de salud, la ingesta de estos alimentos debe ser relativamente elevada. Por ejemplo (aunque es raro que a un perro le guste la cebolla cruda) una o dos cebollas enteras de una vez, según su peso, o varios trozos durante varios días. Un consumo bajo y ocasional no causa problemas. 

  1. Estos alimentos también tienen sus beneficios para el perro. En bajas dosis son depurativos, antimicrobianos y aumentan la respuesta inmunitaria. El ajo, por ejemplo, tiene propiedades antibacterianas, desintoxicantes y antiparasitarias, retrasa los efectos del envejecimiento y aumenta la resistencia. 

La SAL 

La sal es un compuesto químico (cloruro de sodio) que NO deberías incluir en la alimentación de tu perro porque, especialmente en exceso, tiene serias consecuencias para su salud. 

Entre estas consecuencias podemos citar: intoxicación, diarreas, vómitos, somnolencia, mareos y vértigo, depresión, falta de apetito, sed en exceso, orinar con alta frecuencia, acumulación anormal de líquido en el cuerpo, daños al riñón, hipertensión, convulsiones, estado de coma y, finalmente, la muerte. 

Tremendo ¿no? Entonces… mejor… ¡evitémosle alimentos con de sal

Si bien los perros pueden tolerar una cantidad pequeña de sal al día, ya la están consumiendo en muchos alimentos que la contienen y en los que a veces está … “escondida”. 

Entonces, para alejar riesgos, es conveniente  que evites los alimentos que sí sabes que contienen sal en altas dosis, y que tu peludo no necesita en su dieta.

Por ejemplo, papas fritas procesadas, cacahuate (o maní), nueces saladas, palomitas de maíz saladas, pretzels, embutidos (jamón, salame, salchicha), carnes saladas y bacalao. 

¡Panchos Kitchen queremos mucho a tu mejor amigo!

Alimentamos a tu perro con lo MejorPor eso le ofrece una alimentación natural y saludable, sin sal ni aditivos

Los DULCES y el AZÚCAR 

Debemos partir del hecho que el perro es un animal carnívoro, por lo cual la dieta canina no necesita cosas dulces o azucaradas. 

Si bien el azúcar no es tóxica para los perros, causa en éstos efectos similares a los que provoca en las personas, como obesidad, caries dentales y hasta diabetes, con todas las complicaciones de esta patología a largo plazo, como ceguera. 

Pero también… ¡ten cuidado con los productos sin azúcar con edulcorantes!

Debes conocer si el producto contiene “xilitol”, una sustancia parecida al azúcar que se utiliza como edulcorante en productos sin azúcar como bebidas, caramelos y chicles. 

El xilitol, también conocido como “azúcar de abedul”, puede ser un buen sustituto del azúcar para los humanos, pero puede causarle a tu perro diarreas, vómitos, convulsiones, pérdida de coordinación, estados de adormecimiento e inactividad, deterioro de encías y, en casos más extremos, hemorragias internas y alteraciones en el funcionamiento del páncreas (aumento de la insulina e hipoglucemia). 

Por lo tanto, azúcar y edulcorantes … para perros … ¡out of here!

El AGUACATE o PALTA

Es una fruta con múltiples beneficios para los seres humanos que, sin embargo, puede ser tóxica para los animales domésticos debido a una substancia que contiene llamada “persina” que se encuentra tanto en el hueso como en la cáscara.

Algunos perros son alérgicos a este compuesto químico, causándoles alteraciones al sistema digestivo (náuseas, vómitos y diarreas) y dificultad para respirar. 

El aguacate no afecta a todos los canes y también es cuestión de dosis y frecuencia.

Hay padres caninos que le dan a sus perri-hijos aguacate y no les produce complicaciones de salud.

¡Qué bueno! porque en estos casos esta fruta puede ser beneficiosa para ellos

Sí, porque la pulpa del aguacate les aportará grasas insaturadas, antioxidantes y ácido fólico que ayuda a la producción de glóbulos rojos, ideal para perros con anemia. Pero ¡cuidado!… en dosis bajas. 

La LECHE y sus derivados     

La mayoría de los perros adultos son intolerantes a la lactosa debido a que, a diferencia de los seres humanos, no cuentan con una enzima denominadalactasa” que desintegra la lactosa en sus dos azúcares simples constituyentes: la glucosa y la galactosa.

Por eso, la leche de vaca no es tóxica para los canes pero sí puede provocarles trastornos en su digestión, como diarreas, vómitos y otros problemas intestinales.

Si tu amigo del alma tiene estos síntomas cada vez que toma leche, deberías dejar de dársela. 

Los derivados de la leche como queso y helados también puedan causar estos trastornos digestivos. 

¡Pero tienes alternativas! También puedes probar de darle a tu perro

  • El yogurt natural o el kéfir (un producto lácteo parecido al yogur líquido) son recomendables ya que son una fuente natural de probióticos, vitaminas y calcio. Pero … ¡sin azúcar!

  • La leche sin lactosa o la leche común rebajada con mucha agua también podrían ser opciones más digestivas.

  • La leche de cabra también es más digerible que la de vaca por muchos perros. 

¡Of course! Los cachorros lactantes pueden tomar la leche materna o, como los bebés humanos, la leche especial para ellos que suele venir en polvo y se mezcla con agua para hacerla líquida.

El CAFÉ y productos con cafeína

El organismo humano tolera mejor (en mayor o menor medida) el consumo del café que el de los canes. 

La cafeína es una substancia estimulante definitivamente tóxica para los perros, incluso en pequeñas dosis, que puede destruir su sistema nervioso. 

Puede provocarle trastornos tales como inquietud, hiperactividad, problemas respiratorios, temblores, convulsiones, taquicardias e, incluso, paro cardíaco. 

Por eso … nunca le des a tu querido amigo café ni, en general, ninguna bebida estimulante. 

Las BEBIDAS ALCOHÓLICAS

El alcohol afecta a los perros de forma más intensa y peligrosa que a las personas. Al pesar menos y tener un metabolismo más rápido que los humanos, procesan peor el alcohol.

Como el café, el alcohol es una droga que estimula el organismo y que los canes no toleran. Bajo ningún concepto deben consumir bebidas y alimentos que contengan alcohol, ni tomar bebidas ni sustancias estimulantes como las bebidas energizantes.

En pequeña cantidad, el alcohol no es letal pero podrá alterar la conducta del perro, ponerse  somnoliento y desorientado o nervioso e, incluso, atacar.

Los síntomas y consecuencias de una intoxicación mayor con alcohol son: presión arterial baja, incapacidad para caminar correctamente, adormecimiento e inactividad, incontinencia urinaria,  vómitos, diarreas e incluso convulsiones. En grandes dosis que causen una intoxicación más severa, pueden provocarles graves daños a su sistema nervioso e, incluso, el coma y la muerte. 

Lamentablemente hay personas que le dan alcohol a perros para ver y reírse de lo que les sucede. Pero de gracioso ¡no tiene nada! Por el contrario, es un acto de irresponsabilidad y maldad. 

Con los amigos solemos beber y brindar con alcohol, pero, por más amigo que lo sea, nunca dejes que tu perro lo consuma, incluso accidentalmente. Justamente… porque es tu amigo. 

Otros alimentos no recomendables 

Tampoco son recomendables que estos alimentos compongan la dieta habitual de un perro, menos aún en grandes cantidades y con alta frecuencia. 

No sólo por razones de toxicidad o dificultad de digestión como vimos hasta ahora, sino también porque hay alimentos con partes duras que pueden causar estragos en el interior del cuerpo de nuestro queridísimo amigo. 

  • Los frutos secos. Tienen un alto contenido de aceites y grasas difíciles de digerir para los perros, que puede causar enfermedades como pancreatitis.

  • Las semillas y huesos (o carozo) de las frutas. Contienen pequeñas cantidades de cianuro no tóxicas para los humanos pero que los perros no puede procesar bien.

  • Los huesos cocinados. Se rompen más fácilmente y sus astillas pueden clavarse en su boca, causarle rotura de dientes u obstrucciones y hemorragias en el aparato digestivo.

  • Las comidas con huesos y espinas de pequeño tamaño, como los el pollo y el pescado. Pueden atascarse en la garganta del perro y causarle asfixia.

  • Las carnes crudas. Cualquier tipo de carne (de vaca, pollo, pescado) mejor dárselas cocidas.

  • El hígado. Contiene una gran cantidad de vitamina A que los perros no asimilan bien, pero pueden consumir en pequeñas dosis y en forma ocasional. 

  • El tomate verde crudo y las setas (de la misma manera que a los humanos, dependiendo del tipo).

  • La levadura y masas fermentadas. Pueden expandirse hasta el intestino del can provocándole gases en exceso o problemas respiratorios.

  • Ciertos condimentos como la nuez moscada.

  • El bicarbonato. En grandes cantidades  resulta tóxicos para los perros.

  • Los medicamentos. Como para ti mismo, antes de suministrarle cualquier medicamento a tu pichicho, no dudes … ¡consulta a su veterinario!

En conclusión …

Hay mucha información, desinformación y mitos alrededor de los alimentos “prohibidos” para perros. Intentamos presentarte aquí un análisis serio y fundamentado. 

Algo que sí es seguro: debes evitar las grandes cantidades y el consumo regular de estos alimentos, lo cual siempre será peligroso. 

Pero, aunque la dosis y la frecuencia de los alimentos mencionados pudieran ser bajas, y, probablemente, no ser nocivas, éstos no son necesarios en la dieta de nuestros perros, por lo cual… 

¡mejor evita dárselos de comer! 

Y algunos consejos finales: 

  1. Revisa las etiquetas de la comida que piensas comprarle para conocer su información nutricional y elegir bien.
  2. Guarda lejos del alcance de tu explorador amigo los alimentos no convenientes para él (por ejemplo, la sal).
  3. Ante cualquier duda… 

Consulta tu Veterinariosiempre, siempre, siempre… ¡consulta a tu veterinario!

Para que te indique si puede y cuánto puede comer tu perro de un determinado alimento.

Y ni que hablar ante una intoxicación severa ya declarada de tu perro porque

¡puede estar en riesgo su vida! 

  1. Recurre a Pancho’s Kitchen… 

Dale a tu mejor amigo la comida que más le gusta y mejor le hace a su salud

Comienza con una dieta natural, saludable ¡y rica!

pensada y preparada por Especialistas en Nutrición de Mascotas

¿Qué esperas? … ¡consúltanos ya cuál es la comida ideal para tu perri-hijo!

 

Déjanos tu pregunta, comentario o historia 

Si quieres saber más sobre alimentación de perros, o quieres hacer un comentario, o contarnos tu experiencia con alguna comida que no le haya caído bien a tu querido amigo canino (¡sería genial!), escríbela en los comentarios.

Esperamos que este artículo te haya sido útil ¡Hasta el próximo!

 

 

--> Autor 👇  

Ricardo Barrera
Pancho´s Kitchen

 

Fuentes:

  • Pancho’s Kitchen

  • Clínica Veterinaria Velázquez (Madrid)

  • Petdarling

  • El Español Publicaciones.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados