¿Padre primerizo? Te damos 10 tips para alimentar bien a tu Cachorro

¿Padre primerizo de mascota?… y de ¡un cachorro!

¡qué combinación!

Un problema muy común para los padres/madres primerizos de cachorros es cómo alimentan a su pequeñito amigo con desconocimiento, lo cual, en muchos casos, termina afectando la salud, conducta y bienestar de la mascota a lo largo de su vida.

Un cachorro es un ser vivo e indefenso que depende y merece lo mejor de su dueño.

Por eso, uno de los factores más importantes para su cuidado es poder responder con certeza a estas preguntas:

 10 tips para alimentar bien a tu Cachorro¿qué deben comer los cachorros?

y ¿cómo deben hacerlo?

El desarrollo de los cachorros, en general, se completa durante el primer año de vida, por lo que la alimentación en este periodo es de tremenda importancia y definirá su futuro en gran medida. 

Convencidos de ello, en Pancho’s Kitchen, con nuestro equipo de expertos en nutrición de mascotas, elaboramos estas recomendaciones clave para la correcta alimentación de tu diminuto canino, porque te queremos y…

¡queremos lo mejor para ese pequeño peludo lleno de amor, ternura e inocencia que acabas de adoptar!

 

La leche materna        

Durante las primeras 3 a 6 semanas, la leche materna es imprescindible para el cachorro ya que es el único alimento que puede proporcionarle todos los nutrientes y calorías necesarios para su desarrollo y crecimiento en forma correcta. 

Además, la lactancia tiene un componente emocional muy importante y decisivo para el can recién nacido. 

Por ambas razones, un cachorro, en general, nunca debería de ser separado de su mamá antes de los 40 a 45 días de edad para que pueda alcanzar su correcto desarrollo físico y mental.

 

Si el cachorro no tiene a su mamá

Si por alguna razón el cachorro no puede ser alimentado por su madre en este período, debes proporcionarle leche maternizada artificial que puedes conseguir en una veterinaria.

Los cachorros lactantes no pueden ingerir comida sólida porque no tienen aún los dientes formados ni su sistema digestivo preparado.

Por eso, en estos casos, se los debe alimentar únicamente con esta leche especial para cachorros, que suele venir en polvo y se diluye con agua. Como la de los bebés humanos.

Y no debemos alimentar a un cachorro de pocos meses de vida con leche de vaca porque no toleran la lactosa: podría provocarle graves problemas digestivos e incluso parásitos intestinales, pudiéndole causar  la muerte.

Un cachorro de unos pocos días de vida necesitará beber esta leche de 4 a 6 veces al día, templada (ni fría ni muy caliente) y con un biberón.

 

La transición de la leche materna a su nueva comida  

Debes saber que a partir de las 2 a 3 semanas de vida,  el cachorro empezará a desarrollar sus dientes, que son como pequeñas agujas que le provocan a la madre mucho dolor y daño cuando mama. 

Esto no significa que lo separes de su madre: debe seguir mamando pero con menos frecuencia.

Para ello puedes darle leche maternizada o ya comenzar a darle alimento sólido en forma de papilla o puré, que, progresivamente, se irá convirtiendo en el alimento base, y la leche materna pasará a ser un complemento. 

De esta manera, el cachorro conservará el componente emocional de su alimentación pero las mamas de su madre no sufrirán y la separación de su mamá sea gradual. 

De hecho, esta combinación de alimentos es buena también para que el cambio de dieta de tu puppy no sea brusco.

 

La alimentación en el destete  

Aproximadamente después de los 45 días de vida del cachorro, éste será totalmente destetado por su madre, es decir, será independiente de ella, ya no necesitará alimentarse con su leche y podrá hacerlo exclusivamente con el nuevo alimento.

A partir de ese momento, tu cachorro comenzará a ingerir alimentos progresivamente más sólidos, no de manera brusca ya que su aparato digestivo tiene que adaptarse a ellos lentamente.

 

¡Cuidado con los alimentos procesados! 

Este consejo vale para perros de cualquier edad, pero especialmente para cachorros. 

¿Quieres alimentar a tu cachorro de manera saludable? Seguro que sí.

Entonces, debes saber que no vas a hacerlo si lo alimentas con piensos o croquetas procesadas. El pienso para perros es el alimento balanceado seco que viene en forma de pequeñas pelotitas (croquetas). 

¿Le darías a tu bebé humano, de unos pocos meses de vida, comida industrializada y seca (sin hidratantes)?

Entonces, tampoco debes hacerlo con tu bebé canino: le puede hacer el mismo daño o, al menos, no aportarle la nutrición que necesita esta etapa tan crítica de crecimiento. 

De hecho, no existen productos “balaceados” para bebés humanos.

Entonces ¿por qué dárselo a las mascotas? 

En la fabricación de la comida balanceado seca, ésta pierde nutrientes, enzimas, pro-bióticos y otros componentes beneficiosos para la salud de tu cachorro, y las mascotas no alcanzan buenos niveles de hidratación. 

Por otra parte, al ingerirse las croquetas secas se expanden en el organismo cuando se hidratan, y si se las das en exceso a tu cachorro pueden causarle daños en su aparato digestivo. 

El alimento seco es usado por los dueños de mascotas por desconocimiento o por comodidad: porque su almacenamiento es sencillo, o porque el empaque se puede sellar y guardar y la comida durará un largo tiempo. ¡Claro!: no necesita frío para su conservación porque no es comida natural.

 Alimentación para CachorrosLa alimentación de un cachorro 

Si quieres que tu cachorro crezca sano debes alimentarlo con verdadera comida para cachorros, pero…

¿cuál es la mejor alimentación para tu pequeño amigo?  

Básicamente aquella basada en ingredientes frescos y naturales, es decir, no procesados, sin conservantes, ni aditivos químicos y sin sal ni harinas.

Es decir, preparada con ingredientes cocinados en base a carnes, verduras y otros alimentos saludables, sin conservantes y con fechas de caducidad cortas por lo cual requieren frío para su mantenimiento.

Es la que se conoce como “alimentación húmeda” (en oposición a la “alimentación seca” que te mencionamos en el punto anterior), que se elabora en forma casera o “como hecha en casa” en lugares especializados que la preparan en forma artesanal.

Las dietas húmedas son más saludables ya que, al estar los alimentos en estado natural, sus valores nutricionales están mejor conservados.

Además, la cantidad de proteínas suele ser mayor que la de las comidas “balanceadas”, y tienen menos carbohidratos ya que el alimento seco se hace a base de harinas.  

Por otra parte, y no menos importante, el alimento húmedo para cachorros facilita la transición entre la lactancia y los alimentos sólidos. 

Si quieres conocer las comidas MÁS recomendadas para perros, lee nuestro artículo “10 alimentos MUY recomendados para tu perro

 

Más sobre la alimentación de un cachorro  

Para elegir la alimentación adecuada para tu cachorro te recomendamos tengas en cuenta los siguientes puntos: 

  • Tu perro, aunque sea un cachorrito, es un animal carnívoro, como un león o un lobo. Un alimento para cachorros, entonces, debe tener un alto contenido de proteínas de calidad y la cantidad necesaria de grasas. Además, claro está, de minerales y vitaminas. 

  • La alimentación de tu cachorro, en calidad y cantidad, depende de su etapa de crecimiento, raza, tamaño y peso. Algunas razas tienen requerimientos específicos de salud y energía. 

  • El desarrollo de los cachorros de algunas razas se completa el primer año de vida, por lo que su alimentación en este lapso es de gran importancia y definirá su futuro. 

  • El crecimiento del cachorro es muy rápido y su alimentación deberá proveerle la nutrición necesaria para formar una sólida estructura ósea, buenas articulaciones, músculos fuertes y mucha energía para crecer, además de una buena visión, dientes fuertes y un pelo sano y brillante. 

  • Todos los cachorros necesitan un refuerzo para su sistema inmunológico entre las 4 a 12 semanas de vida porque se encuentran en una "brecha de inmunidad" donde ya no reciben el refuerzo de la leche materna, pero aún su organismo no puede mantener solo sus defensas inmunológicas. El primer alimento de tu cachorro luego de la lactancia debe ayudar a fortalecer su sistema inmune durante esta etapa crítica. 

  • Los cachorros tienen un sistema digestivo delicado debido a la presión que ejerce el crecimiento rápido. Un buen alimento para ellos será el que permita una fácil digestión. 

  • No es conveniente definir su dieta por “prueba y error” ya que no es bueno cambiársela reiteradamente porque su sistema digestivo necesita habituarse a una dieta definida y luego le cuesta cambiar a otros ingredientes. 

Por todo lo que te comentamos en los párrafos anteriores, lo ideal, entonces, es que te asesores con un especialista en nutrición para elegir bien los primeros alimentos para tu perro de corta edad, porque…

La mejor alimentación para CachorrosLa mejor alimentación para un cachorro es la que está específicamente diseñada para él 

Sí, porque una dieta adaptada a sus necesidades específicas garantizará que reciba en su juventud la base nutricional necesaria para vivir saludablemente toda su vida. 

¿Quieres ver crecer saludable y feliz a tu pequeño amigo? 

En el Pancho’s Club le preparamos su comida ideal, sabrosa y saludable 

 

Frecuencia y cantidad de comida durante el día 

La educación alimentaria de tu pequeño amigo es fundamental en las etapas tempranas de su vida. 

La cantidad y frecuencia de comida que un cachorro debe consumir depende de varios factores: raza, edad, tamaño, peso actual, peso adulto esperado, nivel de actividad diaria y salud. Y también… 

¡de la alimentación que elijas! 

Por eso hay diferentes opiniones, y aquí te daremos algunas reglas generales. Pero siempre, siempre… consulta a un veterinario o un especialista en nutrición, especialmente si el perrito tiene problemas de salud. 

A manera orientativa podemos recomendarte: 

  • Durante la lactancia combinada con alimento sólido y hasta el destete total: 1 cucharada de comida de 4 a 6 veces al día.

  • De 2 a 3 meses de edad: 4 veces al día.

  • De 4 a 6 meses de edad: 2 a 3 veces al día.

  • Desde los 6 meses en adelante: 2 veces al día. 

Es decir, los cachorros comen menos cantidad que los perros adultos pero con mayor frecuencia. 

Planifica su comida diaria en los mismos horarios.

Es la mejor manera de enseñar a tu perro cuándo y cuánto debe comer.

Su reloj interno segregará los jugos digestivos a las horas habituales de comida. Si no se le establece una rutina puede ocurrir que no tenga hambre cuando se les pone la comida y viceversa. 

Y procura que su primer comida del día sea temprano y la última más bien tarde, para que no pase muchas horas sin comer durante la noche. 

Este procedimiento es muy importante para su educación: le dejas la comida en su plato durante unos 15 a 20 minutos, y si no la come, le retiras el plato hasta la siguiente hora de comer. 

Pero su tazón de agua siempre deberá estar completo con agua limpia y fresca.

 

El peso adecuado de un cachorro

¿Rellenito o delgado?

Sí, nos gusta ver más bien gordito a nuestro cachorro porque lo asociamos con salud y ternura.

Sin embargo, los huesos del cachorro son muy endebles y el sobrepeso puede afectarlos y causar enfermedades ortopédicas, especialmente en razas grandes, además de otros  problemas de salud. 

Aunque te pida más comida, no lo sobrealimentes.

Algunos cachorros podrían comer sin parar, ellos no saben controlarse. Además, si come más de lo adecuado, sus digestiones serán más dificultosas.

En general (dependiendo de los factores mencionados) mantenlo ligeramente por debajo de su peso, proporcionándole la cantidad de comida justa y necesaria para que se mantenga delgado.

Te das cuenta de ello porque el estómago del cachorro no debe sobresalir, debes poder palpar fácilmente sus costillas y espina dorsal, y notar visiblemente su cintura desde arriba. 

Una vez alcanzada la edad adulta habrá tiempo y estructura ósea para desarrollar la masa muscular y alcanzar un peso mayor evitando la obesidad.

 

Qué cosas NO debe comer un cachorro   

Ten en cuenta también lo que no debes darle de comer a tu perrito

  • Huesos: podría atragantarse o desgarrar la garganta, estómago o intestinos.

  • Restos de comida: podría adquirir un mal hábito y le podría producir sobrepeso ya que suelen tener abundantes calorías.

  • Carne cruda.

  • Comidas muy dulces o azucaradas.

  • Chocolate, cebollas, uvas o pasas: pueden ser muy tóxicas para estos animalitos.

  • Comida de gato, ya que, lógicamente, ésta está pensada para las necesidades del felino y no las del canino.

  • Comida mientras tú estés comiendo: podría acostumbrarse a pedir o a sacar comida de la mesa.

  • Agua muy fría. 

Si quieres conocer las comidas que NO recomendadas para perros, lee nuestro artículo “Qué alimentos NO deben comer los perros

 

El lugar para comer del cachorro              

El lugar que dispondrás para las comidas del cachorro deberá ser un sitio de fácil acceso y que no sea un lugar de paso de las personas para que el cachorro coma tranquilo. En lo posible no le cambies esta ubicación.

Recuerda también mantener su plato y su tazón limpios. No es saludable comer en un plato sucio. A nadie le gusta ¿no?

Y que plato y tazón estén sujetados o tengan peso para que no se vuelquen con facilidad. Y debajo de éstos ponle una alfombrita, papel o cartón para mejor higiene del espacio.

 

 

En conclusión…

Hemos elaborado estos consejos los para ti a partir de nuestra experiencia de muchos años en la preparación de alimentos para mascotas, y como siempre hacemos en el desarrollo de estos contenidos, los corroboramos y complementamos con la palabra de otras fuentes también confiables. 

Sin embargo, cada ser es “un mundo”… incluso un cachorro de perro.

Por eso, ante cualquier duda o situación especial, como siempre te aconsejamos, recurre a tu veterinario de confianza, quien va a saber asesorarte sobre el caso concreto.

Lleva a tu pequeñín a revisiones periódicas para asegurarte que su nutrición está siendo la más adecuada.

 

 

Un desarrollo canino físico y emocional saludable requiere de una alimentación realmente saludable.

¡Conócela aquí!

 

Déjanos tu pregunta, comentario o historia

Si quieres saber más sobre alimentación de cachorros, o quieres hacer un comentario, o contarnos tu propia experiencia de padre/madre primeriza (¡sería genial!), escríbela en los comentarios.

Esperamos que este artículo te haya sido útil ¡Hasta el próximo!

 

 

--> Autor 👇  

Ricardo Barrera
Pancho´s Kitchen

 

Fuentes:

  • Pancho’s Kitchen

  • Affinity PetCare Foundation.

  • Dr. Carlos Gutiérrez, médico veterinario.

  • Dra. Karen Becker, “Mascotas Saludables”.

  • Dra. Belén Morejón, médica veterinaria.

  • Wakyma


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados